Unidad de neurorrehabilitación


¿QUÉ ES EL DAÑO CEREBRAL SOBREVENIDO?

El Daño Cerebral Sobrevenido (DCS), también denominado Daño Cerebral Adquirido (DCA) es una lesión repentina en el cerebro. Se caracteriza por su aparición brusca y por el conjunto variado de secuelas que presenta según el área del cerebro lesionada y gravedad del daño. Estas secuelas provocan anomalías en la percepción, alteraciones físicas, cognitivas y emocionales.

Tomado de www.fedace.org

ALTERACIONES DERIVADAS DEL DCS

Las consecuencias del Daño Cerebral cerebral son muy diversas y van a depender principalmente de la localización y extensión de la lesión, entre las más frecuentes encontramos:

  • Alteraciones motoras: los problemas físicos son muy habituales y se pueden manifestar de diferentes formas en el tono muscular, la postura y la marcha, entre otros. Los más conocidos son los que afectan a la mitad del cuerpo, llamado hemiparesia, que es la falta de fuerza, la hemiplejia, que es la parálisis de la mitad del cuerpo.
  • Alteraciones cognitivas: resaltan porque no son tan evidentes como el resto de las secuelas del daño cerebral y podrían pasar desapercibidas, pero en ocasiones se ven afectadas las habilidades atencionales, de memoria, funciones ejecutivas, etc.
  • Alteraciones en la comunicación: la afasia es la más conocida ya que puede verse alterada tanto en la comprensión como en la expresión de las personas afectadas. La alexia, agrafía, son la incapacidad de leer y escribir y está presente en un gran número de personas. La disartria se observa en personas con dificultades en la programación motora, en los órganos que intervienen en el habla, dónde se aprecia un enlentecimiento de éstos.
  • Alteraciones emocionales y de personalidad: los últimos estudios muestran como las alteraciones conductuales en las siguientes áreas se muestran frecuentemente.

EQUIPO HUMANO e instalaciones

Contamos con especialistas en neurorrehabilitación de las siguientes áreas:

 

  • Terapia Ocupacional
  • Logopedia
  • Psicología
  • Fisioterapia

Logopedia

La Logopedia es la disciplina que valora y trata las dificultades en la comunicación: el habla (ej.disartria), la voz (ej.disfonías), el lenguaje (comprensión y expresión ej. Afasia) y también en la deglución (ej.disfagias)... 

 

Tras un daño cerebral las patologías más frecuentes son:

  • Disfagia
  • Disartria
  • Afasia motora o de Broca
  • Afasia sensorial o de Wernicke
  • Afasia global
  • Afasia transcortical motora
  • Afasia transcortical sensorial
  • Alteraciones de la denominación: anomia

 

El objetivo central es conseguir la máxima autonomía/funcionalidad por parte de las personas afectadas, ya sea recuperando, compensando cualquiera de las funciones alteradas.

 

neuropsicología

Dentro de la intervención con personas con afectación neurológica, la figura del neuropsicólogo es muy relevante.

El neuropsicólogo es el profesional que se encarga de evaluar, diagnosticar e intervenir terapéuticamente las siguientes áreas: emociones, conducta, capacidades cognitivas (atención, memoria y función ejecutiva)...

 

Son los profesionales encargados de poner en práctica la planificación, aplicación y supervisión de las actividades de rehabilitación, estimulación y psicoterapia.

 

El abordaje de la neuropsicología se basa en una visión global de la persona, donde las áreas preservadas son el punto de partida para recuperar, compensar o reorganizarlas nuevamente.

fisioterapia

Este área cuenta con fisioterapeutas especializados en neurorrehabilitación y su trabajo está enfocado en la evaluación y tratamiento de individuos con alteraciones de la función, el movimiento y el control postural debido a una lesión del sistema nervioso central.

Tomado de IBITA

Los fisioterapeutas realizan una valoración inicial, a través de la cual determinan las dificultades principales del paciente a nivel de función motora. Una vez determinados, se plantean unos objetivos funcionales consensuados con el propio paciente y/o familia. 

 

La rehabilitación física es integral y personalizada, ajustándose a las necesidades y problemas reales del paciente. Cada persona es diferente y el fisioterapeuta se adapta a cada caso, ofreciendo un tratamiento específico de calidad, encaminado a mejorar su calidad de vida y conseguir la mayor autonomía física posible optimizando:

  • Control motor
  • Control postural
  • Rigidez
  • Reacciones asociadas
  • Alteraciones del tono muscular
  • Alteraciones de la sensibilidad
  • Transferencias posturales
  • Reeducación de la marcha y entrenamiento en caídas
  • Equilibrio, coordinación y estabilidad
  • Uso de los miembros superiores 
  • Mantenimiento físico
  • Disminución de dolores

HIDROTERAPIA

Entre nuestras terapias contamos con terapia acuática dirigida por nuestros fisioterapeutas ya que el medio acuático muestra múltiples beneficios durante el tratamiento DCS, principalmente un incremento de control postural, cambios en la sensibilidad, un aumento de la capacidad cardiovascular y respiratoria, normalización de la marcha, adaptabilidad, desarrollo de la autoestima y autoconfianza, autosuperación, aumento de la tolerancia a la frustración y en consecuencia  mejoría de la calidad de vida.

Tomado de "Terapia acuática, abordajes desde la fisioterapia y la terapia ocupacional"

terapia ocupacional

La Terapia Ocupacional en Daño Cerebral Sobrevenido (DCS) trata de habilitar funcionalmente a la persona, ofreciendo empoderamiento en las actividades más significativas que son las Actividades de la Vida Diaria (AVD).

 

El Terapeuta Ocupacional utiliza como herramienta de trabajo la ACTIVIDAD, tanto en la evaluación como en la intervención.

 

En la evaluación, se valoran las potencialidades y limitaciones de cada persona en la ejecución de actividades con el fin de conocer su desempeño ocupacional.

 

En la intervención, se facilita la ejecución de actividades a través de adaptaciones y graduaciones de las actividades, materiales/ productos de apoyo, entornos y contextos en función de las necesidades de cada persona con el objetivo de mantener y/o mejorar las destrezas motoras, cognitivas y sociales en las actividades con propósito, que son significativas para el usuario.

 

Para cumplir los objetivos funcionales, se realizan las siguientes actividades terapéuticas:

  • Actividades auxiliares: preparan para la actividad con propósito. Por ejemplo, estabilizar la cintura escapular.
  • Actividades de capacitación: simulan la actividad con propósito. Por ejemplo, apilar conos para la elevación del miembro superior.
  • Actividades propositivas: son las actividades significativas. Por ejemplo, la alimentación (llevarse el alimento a la boca).

Así, la Terapia Ocupacional proporciona la mayor autonomía posible en las actividades más significativas de cada persona, logrando a su vez una mayor calidad de vida.

 

 

Para solicitar una cita y consultar nuestras tarifas, llame al 952 80 32 84 y pregunte por Irene Pereira.